ÓPERAS AMBIENTADAS EN SEVILLA

 

Es sabido que el Romanticismo del siglo XIX trajo a la cultura europea y española muchas obras de teatro, novelas y óperas que han quedado en nuestra cultura como clásicos, e incluso han sido versionados en películas, obras de teatro, cuadros, y un largo etcétera de producciones artísticas.

Lo que muchos se preguntan, es por qué Sevilla fue fuente de inspiración en los autores que visitaron y recorrieron sus calles de aquel momento, y es que, no es una pregunta de respuesta sencilla. Los románticos se enamoraron de Sevilla, entre otras cosas por el encanto exótico de la ciudad, que tan difícil es de encontrar en otros países europeos. Claramente, lo utilizaban como un lugar al que escapar de la realidad, del racionalismo que gobernaba la forma de pensar del período anterior, pues no olvidemos que el Romanticismo surgió en respuesta a la crisis de los Ideales de la Ilustración.

Una última investigación llevada a cabo por expertos en 2012 contabilizó 153 óperas cuya base de inspiración fue nuestra ciudad, y se publicó el libro “Sevilla. Ciudad de 150 Óperas”. Incluso podemos encontrar en el suelo del casco histórico de la ciudad, algunas placas con la inscripción de: Sevilla ciudad de Ópera. Éstas nos indican lugares en los que han sido inspiradas o han tenido lugar escenas de alguna de estas óperas.

Pero de todas las que hay, hoy sólo os contaremos algunos detalles de cinco de ellas.

 

  1. EL BARBERO DE SEVILLA 

De todas las óperas que se inspiran en Sevilla, quizá esta sea la más popular. En la primera página del libreto, escrito por Cesare Sterbini, se puede leer “una plaza de Sevilla, poco antes del amanecer”, no dejando lugar a dudas de dónde se inspiró. Se estrenó como ópera en 1816, en la ciudad de Roma.

Esta ópera, basada en la comedia de Pierre-Augustin Caron de Beaumarchais (1775) es una de las grandes obras de comedia dentro de la música y se encuentra en el número 7 de las óperas más interpretadas. El personaje principal, llamado Fígaro, el barbero más famoso de la ciudad, es llamado por su amigo, el Conde Almaviva, para que le ayude a resolver un problema: Rosina, la mujer de la que anda locamente enamorado, va a casarse con otro hombre, un hombre que podría ser su padre. Entre Fígaro y el Conde tratarán de evitar que se celebre esta trágica boda. 

Otra curiosidad: si queréis conocer cuál es el balcón que inspiró a este autor a dedicarle unos versos a Rosina, en la Plaza del Alfaro podréis encontrar una hermosa casa que luce un romántico balcón, perfecto para esta escena, y que además se conoce popularmente como “Balcón de Rosina”.

  1. LAS BODAS DE FÍGARO o LE NOZZE DE FIGARO (título original en italiano)

Considerada una de las mejores creaciones de Mozart, esta ópera fue estrenada en Viena, en el año 1786. Es la segunda parte de “El Barbero de Sevilla”, y narra la boda de Fígaro y Susana, la camarera del Conde Almaviva. La trama se sitúa en el palacio del conde. Rosina, ya se ha convertido en su mujer, pero el conde busca los favores de la joven Susana, que es la prometida de Fígaro, criado del conde.

De todas las óperas interpretadas en el año 2013, ésta ocupaba el puesto número 8. 

  1. LA FAVORITE

La favorite es una grand opéra en cuatro actos con música de Donizetti y libreto en francés de Alphonse Royer, Gustave Vaëz y Eugène Scribe, basado en la pieza teatral Le Comte de Comminges (1764) de François-Thomas-Marie de Baculard d’Arnaud. Fue estrenada el 2 de diciembre de 1840 en la Ópera de París. 

La historia de la ópera transcurre en España, en el año de 1340, cuando Castilla y Portugal se unieron para luchar contra los musulmanes en la Batalla del Salado. Uno de los personajes, Alfonso XI de Castilla se ve implicado en un triángulo amoroso entre su amante («la favorita») Leonor de Guzmán y el amante de ella, Fernando, la historia se desarrolla frente al telón de fondo de las invasiones moras de España y las luchas de poder entre la iglesia y el estado. La acción transcurre en varios puntos de la geografía española. Aunque no se inspira y desarrolla completamente en Sevilla, sí cuenta con dos actos (el acto II y III) que se llevan a cabo en los jardines del Real Alcázar, y además, algunos de sus personajes principales, han sido personajes célebres en la historia de España, y de Sevilla.

  1. CARMEN

Ésta probablemente sea una de las más emblemáticas óperas ambientadas en Sevilla, concretamente alrededor de la Fábrica de Tabacos en 1820. Su melodía es bien conocida, fue compuesta por Bizet y el libreto escrito en francés por Henri Meilhac y Ludovic Halévy. Se estrenó en París en 1875. La ópera está basada en la novela “Carmen” de Prosper Merimée (1845),​ y ésta a su vez podría estar influida por el poema narrativo “Los gitanos” (1824) de Aleksandr Pushkin.

Carmen era una cigarrera de la Real Fábrica de Tabacos, que además según distintas versiones, era gitana. La verdad es que no podemos decirlo con seguridad, pues en algunas versiones es gitana, y en otras, sólo era una mujer de fuerte carácter y gran independencia, cosa que no agradaba mucho a la sociedad de la época. La trama comienza cuando en uno de esos rutinarios días en el trabajo, seduce a un soldado novato, que posteriormente será el responsable de llevarla a calabozo por crear un altercado en la fábrica. Tanto la ópera como la novela no dejan de ser una imitación de lo que podría suceder a muchas mujeres con las características de Carmen en esa época, pero con una mirada un tanto crítica y patriarcal de la situación. La verdad es que Carmen, bajo nuestro punto de vista, nos parece más flamenca que de ópera, pero entonces era lo que se estilaba.

Esta historia, además de novela, y ópera, también ha gozado de una versión de cine español del director Vicente Aranda.

  1. DON GIOVANNI 

Basada en el mito de Don Juan Tenorio por un encargo a Mozart después de la ópera “Las bodas de Fígaro”, Don Giovanni fue la ópera más celebrada en el siglo del Romanticismo, y es además uno de los mitos hispanos más internacionales. Se estrenó en Praga en 1787, y aparece en el número siete entre las obras más representadas en todo el mundo, y la tercera de Mozart. Aunque se considera una tragicomedia, incluye mezclas de melodrama y elementos sobrenaturales. Don Giovanni no ha dejado de plantear en tiempos recientes nuevas preguntas en torno a su trágico final y a la compleja posición que ocupan realmente sus conquistas femeninas, bien sea como cómplices, víctimas o redentoras.

 

Fuentes: Sevilla Secreta | Teatro Real | La Opera

Fotografías: Medici TV | Sevilla ABC | Málaga hoy | Blog El café de la Ópera. | El Mundo |